ABRIL DE 2040. OFERTA DE TRABAJO. COMPARTE POR FAVOR


ABRIL DE 2040

OFERTA DE TRABAJO. COMPARTE POR FAVOR

NOTICIA DE ÚLTIMA HORA: SE NECESITA UN PROFESOR DE MÚSICA PARA UN COLEGIO

En un pequeño pueblo ha sucedido algo insólito. El director del colegio, junto a un grupo de padres, ha diseñado un proyecto revolucionario incluyendo la música en el aula como una materia más. Buscan un profesor de música para los niños pero necesitan que además sea maestro y aunque la oferta económicamente es atractiva, aún no han encontrado a nadie.

Para entender la importancia de esta noticia hace falta que nos remontemos al año 2014. Un inepto ministro de educación promulgó una reforma en la que se dejaba en manos de las comunidades autónomas la decisión de impartir música o elegir un segundo idioma en las aulas de primaria. Hicieron falta tres años para que la asignatura de música desapareciese definitivamente. Miles de maestros fueron despedidos u obligados a impartir otras materias. Los pocos que aún enseñaban música en educación infantil dejaron de hacerlo ya que era imposible dar una continuidad al alumnado. En las facultades de educación también desapareció la especialidad de música y cualquier asignatura relacionada con ella, lógicamente si no existía en educación primaria ni infantil, tampoco era necesaria para la formación de los maestros. Cientos de profesores de universidad fueron despedidos y desapareció el área de Didáctica de la Expresión Musical. Solo tres años más tarde a otro ministro se le ocurrió que también debía suprimirse en secundaria puesto que distraía a los alumnos y carecía de valor en el currículo. Miles de profesores de secundaria también fueron despedidos o rehabilitados en otras materias. En las universidades también se reflejó este hecho desapareciendo el grado de Historia y Ciencias de la Música y dejando en dos centros españoles un máster de investigación en música que en tan solo cinco años desapareció por falta de alumnado. En ese proceso otros cientos de profesores universitarios fueron despedidos. Poco a poco los conservatorios del país se fueron quedando sin alumnos y fueron cerrando porque no resultaban rentables. Miles de profesores fueron despedidos.

Aproximadamente en 2030 la música había desaparecido completamente de las aulas y aunque algún gobierno intentó rescatarla fue imposible crear de nuevo una red educativa, ya que no había docentes formados y los centros no disponían de los instrumentos ni materiales necesarios. 

Actualmente la música, en el sentido más profesional, solo es cosa de extranjeros y de algunos, pocos, españoles que se fueron para no volver. 

En las encuestas sobre actividades de ocio un alto porcentaje declara que una de sus actividades favoritas es disfrutar escuchando buena música. Cuando leo estos resultados no puedo por menos que reírme y recordar con nostalgia y tristeza el pasado. A estas alturas ya debería estar jubilada pero fui una de las que cayeron en los primeros años y nunca volví a encontrar trabajo. Yo solo sabía dar clases de música, era mi profesión. Todavía me pregunto cómo hemos podido llegar a esto, cómo no salimos todos a la calle, cómo dejamos que ocurriera, pero claro, en aquellos años había una gran crisis económica y teníamos otras prioridades que resolver.

Ángeles Sevillano. Profesora de música